Tradiciones

 
Mapa del sitio
Tradiciones
La Navidad en Dinamarca
 

Como probablemente sabes, Dinamarca es un país con muchísimos años de historia. Por eso tenemos muchas tradiciones, algunas antiquísimas.

A principios de primavera celebramos "Fastelavn", que es una versión danesa de la fiesta de carnaval. Antiguamente Fastelavn era una fiesta de tres días con comida abundante y en la que la gente se preparaba para la cuaresma que precedía a la Pascua cristiana.

Todos los niños se disfrazan para Fastelavn, y cada uno puede elegir el disfraz que quiera. La única regla es que tiene que ser lo más divertido posible. Puedes ir de fantasma, de bailarina, de vagabundo, de robot, o de cualquier cosa que se te ocurra.



En Fastelavn "sacamos al gato del tonel". El juego consiste en dar golpes con un palo a un tonel lleno de golosinas y otras sorpresas, como una piñata, hasta que se rompe. La piñata cuelga de una cuerda y todos van golpeando por turnos. A veces hay que darle muchos golpes hasta que se rompe, y el que lo consigue es el ganador. En realidad hay dos ganadores: el rey y la reina de los gatos. Se lleva el título de 'reina de los gatos' el primero o la primera que logre hacer un agujero en la piñata haciendo caer las golosinas y la fruta que tiene dentro. Entonces todos los que han ayudado a "sacar al gato del tonel" se abalanzan sobre las golosinas y la fruta. Será 'rey de los gatos' quien consiga hacer caer el último trozo del tonel.

Antiguamente se metía un gato vivo, pero afortunadamente hemos abandonado esta costumbre tan brutal.

En el colegio se hacen piñatas, pero también se organizan piñatas en barrios y en muchas asociaciones.

Los bollos de carnaval son una especie de pan dulce que sólo se prepara para la fiesta de carnaval. También es tradición dar a los niños "ramitos de carnaval", que son haces de ramas pequeñas adornadas con figuras de papel y golosinas.

Y cuando vamos disfrazados, recorremos las calles de casa en casa pidiendo golosinas y dinero.

Generalmente vamos en grupo, y al que abre la puerta le cantamos una canción con una letra que dice que armaremos un buen jaleo si no nos dan bollitos de Fastelavn.

Y suele funcionar, porque nos llevamos bastantes golosinas y monedas. También nos disfrazamos y cantamos en la fiesta de "Halloween" en otoño, pero no reunimos tantas golosinas.

Como en el resto de países cristianos, en Dinamarca también celebramos la Semana Santa. En el cole nos dan vacaciones y en casa hacemos muchas comidas de Pascua con familiares y amigos.

También nos enviamos unas cartas-adivinanza en las que tienes que adivinar quién las envía. En la carta escribimos por ejemplo:

"Mi nombre está en los puntitos
..... (pones tantos puntitos como letras tiene tu nombre)
Cuidado que no te piquen"

Y si adivinas quién te ha enviado la carta, contestas con otra carta en la que puedes poner por ejemplo:

"Tururú Tururú,
Un huevo de Pascua me darás tú"

Y es que el premio por adivinar quién te ha enviado la carta es un huevo de chocolate. Si por el contrario no llegas a descubrir quién te ha enviado la carta, entonces tú le debes a esa persona un huevo de chocolate.

El huevo está presente durante toda la Pascua: Es tradición comer huevos de chocolate: a veces son enormes e incluso van rellenos de huevos de chocolate más pequeños. La "liebre de Pascua" también deja pequeños regalos, pero suele ser un adulto que ha ido por ahí escondiendo pequeños huevos de chocolate en los arbustos o debajo de los muebles.

En algunas zonas de Dinamarca tienen una tradición muy divertida: se cuecen un montón de huevos de gallina durante mucho tiempo hasta que queden bien duros. Después se pintan, y luego los niños se reúnen en lo alto de una colina y los echan a rodar. El huevo que llega más lejos gana.

El 23 de junio celebramos la Noche de San Juan. Como ocurre con la Navidad, es una mezcla de tradiciones paganas y cristianas. Celebramos el nacimiento de San Juan Bautista y también el día más largo del año. Es tradición reunirse en torno a una hoguera y cantar. En lo alto de la hoguera se coloca una figura de madera que representa una bruja.

La Noche de San Juan marca el comienzo del verano, y también 6 semanas de vacaciones.

Cuando volvemos al cole en agosto, pasa mucho tiempo antes de volver a tener vacaciones, tenemos que esperar hasta octubre. En octubre no hay días festivos, pero tenemos una semana de vacaciones. Antiguamente a estas vacaciones se les llamaba "las vacaciones de la patata", porque los niños tenían que dejar el cole para ayudar con la cosecha en el campo.



Hacia Navidad, sobre la que puedes leer en "La Navidad en Dinamarca", muchos colegios y guarderías celebran el Día de Santa Lucía. En realidad es una tradición que hemos adoptado de los suecos, y consiste en hacer una pequeña procesión llevando velas encendidas.

También tenemos una tradición muy importante para todos los niños: hacemos una cuenta atrás hasta la Nochebuena, con calendarios de Adviento en los que cada día, desde el 1 de diciembre al 24 de Diciembre, viene con un pequeño regalo. Los regalos de los domingos son un poco más grandes. Y aunque todos los regalos están colgados en el calendario, no se puede hacer trampa: el regalo no puede abrirse hasta que llegue el día en cuestión. No creas que es fácil contenerse. Las cadenas de televisión también emiten programas-calendario de Adviento, que son series de 24 capítulos para niños y mayores.


Mapa del sitio

 
 
 
Enviar a un amigoImprime este artículo